Archivo de etiquetas| manifestación

Los laicos se topan con la iglesia

Luis Vega, presidente de la Asociación de Ateos y Librepensadores, lamenta los escollos por lo que atraviesan para manifestarse durante la visita del papa

Los laicos y ateos madrileños no desisten en su intento de denunciar, a través de una manifestación, los “derroches” de la visita del papa a la capital durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El evento, que tendrá lugar la semana del 16 al 21 de agosto, ha puesto numerosas trabas a las asociaciones laicas, que han tenido que posponer varios actos ya planificados “para no tener problemas”.

Así lo explica Luis Vega, presidente de la Asociación de Ateos y Librepensadores de Madrid (AMAL), quien, sin embargo, sí ha confirmado que mantienen la convocatoria de manifestación para el 17 de agosto por el primer recorrido planteado y que posteriormente fue cambiado por la delegación del Gobierno.

El itinerario modificado salía de la plaza de Santa Isabel y tras recorrer la céntrica calle del Correo, volvía a terminar en Tirso de Molina. Con reservas, los convocantes aceptaron inicialmente pero, momentos después, Carrión volvió a cambiar el trayecto, arrinconando aún más la marcha y limitándola al barrio de Lavapiés.

“Somos más de 100 asociaciones las que secundamos la manifestación, habrá mucha gente y las calles a las que nos confinan son estrechas; puede ser peligroso”, explica Vega, quien además apunta a la merma del impacto de una concentración que no recorre el centro de la capital.

Por ello, las asociaciones convocantes —Europa Laica, Redes Cristianas y la AMAL— rechazan la propuesta oficial y optarán por el recorrido que comenzará a las 19.30 horas en Tirso de Molina, recorrerá las calles Toledo y Mayor, y la Plaza Mayor, para acabar en la Puerta del Sol.

La delegada del Gobierno basó sus argumento para cambiar el itinerario, según el presidente de AMAL, en el “buen resultado” de la marcha laica realizada el pasado mayo —después de que les prohibieran llevarla a cabo en Semana Santa— y que trazó el mismo recorrido.

“Rechazamos no poder salir a manifestarnos fuera de Lavapiés”, se queja Vega, quien asumió en un primer momento que la marcha no podía terminar en Sol “después de ver lo que pasó con los indignados”, en referencia al desalojo y bloqueo de la plaza la semana pasada.

Respecto a la decisión de Carrión, que no prohíbe la marcha, sino el recorrido, los laicos dan su brazo a torcer. “Somos tolerantes, y si la delegada del Gobierno nos llama para negociar, lo haremos, pero entendemos que ella ha roto las conversaciones”. Vega puntualiza que habían acordado con Carrión una entrevista para ayer lunes que fue cancelada dada la decisión unilateral de la delegación del Gobierno de volver a cambiar el recorrido.

Laico, no ‘antipapa’

Dentro de las diferentes organizaciones que secundan la iniciativa—como  Izquierda Unida y Ecologistas en Acción—, Vega destaca la presencia de Redes Cristianas y de Católicas por el derecho a abortar para subrayar el carácter plural de la manifestación. “No estamos en contra del papa ni de los católicos, sino del modo en que se realiza la Jornada Mundial de la Juventud”, señala. Vega confiesa que no le gusta el término ‘antipapa’ pero tampoco lo censura.

Desde AMAL también son críticos con los beneficios que los peregrinos van a obtener durante la JMJ como las tarifas reducidas en el transporte público. “Esto es el cortijo de Esperanza Aguirre, de Ruiz Gallardón y, después de las trabas que nos han puesto para la marcha, también de la delegación del Gobierno”, lamenta Luis Vega.

Por último, el presiden/te del colectivo ateo valora positivamente la huelga de los trabajadores de Metro de Madrid, a quienes entiende a pesar de que su planteamiento sea “bien distinto” del de los laicos y ateos. “Los sindicatos tiene en general poca sintonía con los aspectos religiosos”.

El pasado junio, 21 asociaciones presentaron un Manifiesto por un estado laico y avanzaron diferentes acciones. Algunas de ellas, como conciertos previstos para realizar la semana de la visita del papa, han tenido que ser pospuestos a octubre. “Somos voluntarios y tenemos medios precarios; no queremos complicarnos la vida”, remacha Vega.

Extraído de Público de 09/08/2011

Artículo original en: http://www.publico.es/espana/390829/los-laicos-se-topan-con-la-iglesia

Estudiantes en topless frente a la Iglesia: más razón que un santo

El pasado jueves, coincidiendo con el final de un ciclo de conferencias sobre feminismo organizado por diversos colectivos universitarios, unas setenta estudiantes entraron pacíficamente en la capilla del Campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid. Mediante una representación teatral protestaban contra el machismo y la homofobia de la Iglesia Católica y contra los privilegios de los que goza esta institución en un espacio público y laico como la universidad pública.

Parece que el hecho de que varias de las jóvenes se desnudaran de cintura para arriba durante la performance ha encrespado los ánimos de ciertos sectores ultracatólicos y una avalancha mediática conservadora ha tratado de criminalizar a las estudiantes. Varios medios han hablado de “asalto” y “allanamiento” de la capilla, de “delito contra la libertad de culto”, han denunciado que el rector de la Complutense ampara la “persecución religiosa” y algunos columnistas no han dudado en calificar a las alumnas de “zorras”. El sindicato de extrema derecha Manos Limpias se ha atrevido incluso presentar una querella criminal contra las estudiantes.

Más allá la relevancia simbólica y anecdótica de la iniciativa estudiantil, lo que está claro es que las alumnas han puesto sobre la mesa una cuestión que tiene que resolverse y frente a la que los demócratas tenemos que posicionarnos de manera contundente: la existencia de centros de culto católicos en las universidades públicas.

El problema no es que la Iglesia Católica sea la institución que más legitimó y se benefició del franquismo o que, sistemáticamente, haya combatido con fe ciega el reconocimiento de derechos a las mujeres y a las personas homosexuales, o que callara el 23-F, o que entre sus miembros los casos de abusos sexuales a menores hayan alcanzado niveles escandalosos. Con todo eso, en una sociedad democrática, la Iglesia y los católicos tienen, como cualquier persona o colectivo, perfecto derecho a practicar su religión, a organizarse y a defender sus ideas, incluso cuando éstas son claramente antidemocráticas, como ocurre con buena parte de los planteamientos de la Iglesia.

Lo que es intolerable es que, en el marco de un Estado que se dice laico, sigan disfrutando de los privilegios que les otorgó su franquismo en las universidades públicas.

Se podrá estar en desacuerdo con la forma en la que las estudiantes llevaron a cabo su protesta pero, permítasenos el chiste, tenían más razón que un santo en sus reivindicaciones. Gracias a su audacia y a su compromiso democrático, del que debiéramos aprender algo los profesores, se ha presentado una ocasión inmejorable para que las autoridades académicas tomen nota y acaben de una vez por todas con los privilegios de la Iglesia en las universidades públicas.

Como demócratas y como profesores no podemos tolerar además que se criminalice y amenace a las estudiantes que, organizando jornadas, seminarios, debates y ¿por qué no? también movilizaciones, protestas y performances, nos recuerdan que la universidad debe ser un espacio laico y democrático para la crítica y la diversidad.

* Pablo Iglesias Turrión es Profesor de Ciencia Política de la Complutense

Extraído de Público de 14/03/2011

Artículo original en: http://www.publico.es/365988/estudiantes-en-topless-frente-a-la-iglesia-mas-razon-que-un-santo

 

“Hay que acabar con los privilegios de la Iglesia”

Una concentración laicista pide un Estado más aconfesional

La indignación y la reivindicación festiva se mezclaron en el emblemático Parque de la Cornisa de Madrid, en el que Antonio María Rouco Varela quiere construir su minivaticano. Indignación porque la Iglesia católica siga siendo “la institución más subvencionada del país”, como denunció el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, en su discurso ante el medio millar de asistentes al primer gran acto unitario laicista que tiene lugar en España.

La concentración, convocada por más de un centenar de organizaciones sociales, políticas y sindicales de ámbito estatal y territorial, capitaneadas por Europa Laica, pretendía reclamar a las instituciones que retiren a la Iglesia los privilegios de los que disfruta en España. Durante las dos horas de discursos y actuaciones se criticó la falta de arrojo del Gobierno para aprobar una ley que haga de España un país “auténticamente laico”, como dijo el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado.

“Este país, en un momento en que tendría que avanzar en el laicismo de las instituciones, cada vez es más confesional”, lamentó Delgado, quien aseguró que el acto “no va contra nadie”, sino que en realidad se trataba de una jornada “de reafirmación laicista”. “Quizás el primer gran acto unitario laicista desde 1939”, aseguró.

En su discurso, el líder de IU agradeció a los colectivos laicistas el “esfuerzo titánico” que están realizando para lograr una separación real de la Iglesia y el Estado. “Quién nos iba a decir dijo Lara que un Gobierno que se llama socialista iba a aplazar la aprobación de una Ley de Libertad Religiosa que avance en el laicismo porque no se quiere confrontar con el Vaticano”.

“De rodillas ante el clero”

El coordinador general de IU, quien aseguró que el Estado “no solo está de rodillas ante el poder financiero, sino también ante la jerarquía católica”, lamentó también que se hayan obtenido pocos éxitos en esta lucha a pesar de que hace 80 años la Constitución republicana consagró que España no tenía religión oficial y que hace tres décadas la Carta Magna actual apostó por la no confesionalidad del Estado.

“Y sin embargo, tenemos que estar apoyando la defensa del espacio público frente al alcalde de Madrid, que más parece el alcalde del Vaticano, que se lo quita a los ciudadanos para dárselo a la Iglesia”, denunció Lara, en referencia al acuerdo de Alberto Ruiz-Gallardón con el Arzobispado de Madrid para la construcción de la Ciudad de la Iglesia en el parque en el que se desarrollaba el acto.

El más aplaudido de los participantes, entre los que estuvieron la actriz Ruth Gabriel y el cineasta y escritor Emilio Ruiz Barrachina, fue el payaso italiano Leo Bassi, que recordó el incidente en el que se vio envuelto cuando hace cuatro años se halló un artefacto explosivo junto a su camerino en el Teatro Alfil de Madrid, donde representaba La revelación, una obra muy crítica con la Iglesia.

Los cientos de asistentes a la concentración, que se cerró con el Canto a la Libertad de José Antonio Labordeta, lucieron pancartas con lemas tan expresivos como “Cada creyente pague su ente”, en referencia a los 10.000 millones de euros que, según Europa Laica, recibe la Iglesia católica española del Estado. Otros carteles reclamaban que “Papa o califa, paguen sus visitas”, poniendo el dedo en la llaga de los cientos de miles de euros que las administraciones públicas gastarán en la próxima visita de Benedicto XVI a España, el 6 y 7 de noviembre en Santiago de Compostela y Barcelona.

Extraído de Público de 23/10/2010

Noticia original en: http://www.publico.es/espana/343048/-hay-que-acabar-con-los-privilegios-de-la-iglesia