Archivo de etiquetas| EE.UU.

Viviendo sin religión, una campaña del Center for Inquiry

Extraído de Magonia de 01/03/2011

Artículo original en: http://blogs.elcorreo.com/magonia/2011/3/1/viviendo-sin-religion-campana-del-center-for-inquiry

Gracias a la ayuda de Florencio

Anuncios

La adopción homoparental a la luz de las evidencias refuta a los religiosos homófobos


¡Qué alguién piense en los niños! es el grito que los religiosos conservadores, y algunos no creyentes, elevan cuando se habla de adopción homoparental.

Claro está que ser ateo o agnóstico no implica estar a favor de los derechos civiles de gays y lesbianas. Pero la condición de racionalista y de humanista sexular implica analizar las adopciones por parte de personas del mismo sexo, por la evidencia disponible y el bienestar humano. Los argumentos basados en la Biblia, el Corán o el Papa carecen de peso.

Traigo a colación una frase de la filósofa española Victoria Camps antes de entrar en materia: “Las religiones siempre tienen respuestas. Desde la ética láica, tenemos que ir contruyéndolas”

Bueno, ahora miremos algunas objeciones a la adopción homoparental suelen ser las siguientes:

– Gays y lesbianas son personas insanas, inestables, incapaces de formar familia y carecen de habilidades parentales.

– Estos niños y niñas muestran un desarrollo psicológico alterado por carecer de los necesarios referentes masculino y femenino.

– Esos niños van a acabar siendo homosexuales también

– En ese “ambiente”, estos niños pueden sufrir abusos sexuales.

Las anteriores objeciones deben ser puestas a prueba con la realidad, y como afortunadamente hay estudios sociológicos y psicológicos, podemos como humanistas seculares optar por una respuesta a este tema de actualidad.

Mencionaré algunos de ellos y sus conclusiones:

2010: Michael Rosenfeld -profesor de Sociología de la Universidad de Stanford– utilizó los datos censales del año 2000 y encontró que ser críado por padres del mismo sexo no influye en el éxito académico. El estudio fue publicado en la revista Demographics

2010: La Dra. Nanette Gartrell, profesora de Psiquiatría en la Universidad de California en San Francisco (y profesora de Derecho en la Universidad de Californa, Los Angeles), y Henry Bos, experto en Psicología Conductista de la Universidad de Ámsterdam concluyeron que los hijos criados por lesbianas muestran un desarrollo sobresaliente. El estudio se hizo con 186 madres lesbianas, tras un seguimiento hecho desde 1986. El trabajo mostró que estos hijos mostraban incluso mejores aptitudes sociales, psicológicas y académicas que los criados por parejas heterosexuales. El trabajo fue publicado en la revista Pediatrics

2010: Enrique Arranz, catedrático de Psicología Evolutiva de la Universidad del País Vasco tras estudiar 214 familias tanto tradicionales, monoparentales, homoparentales y reconstituidas, llegó a la conclusión que las familias homoparentales son excelentes para la formación de chicos y chicas.

2009: El profesor Stephen Scott investigador de la National Academy for Parenting Practitioners concluyó que las madres lesbianas son excelentes para criar hijos y que estos tienden a desarrollar aspiraciones vitales más elevadas y una mayor confianza social que los educados por parejas heterosexuales.

2009: Investigadores de la Universidad de Arlington (Texas) y Carolina Oriental concluyeron que la orientación sexual de los padres no influye en sobre el mayor o menor desarrollo de problemas emocionales en sus hijos adoptados. Este estudio comparó los datos de 1.229 familias heteroparentales con los procedentes de 155 familias homporentales. La evaluación de cada familia incluía datos sobre las características de padres e hijos, dinámica familiar, historial del niño anterior a la adopción, situación emocional actual y problemas de comportamiento. Este estudio fue publicado en la revista Adoption Quarterly.

2009: Un amplio estudio llevado a cabo por la Universidad de Copenhague, mostró que solo el 1’8% de los hijos criados por dos madres han necesitado recurrir a consulta psiquiátrica, frente a un 5% de los restantes niños.

Considero y recomiendo el estudio de la Universidad de Sevilla llevado a cabo por
Mar González, Francisca López, Mª Angeles Sánchez en el que muestran que las objeciones arriba planteadas son en realidad prejuicios. El trabajo se titula “Adopción y homoparentalidad en España. Datos de investigación”

El testimonio de Zach Wahls

El pasado 1 de febrero de 2011 se llevó a cabo en la Cámara de Representantes de Iowa un debate que buscaba prohibir a nivel constitucional en matrimonio entre personas del mismo sexo – que es legal en este estado desde 2009- y contó con el testimonio de un joven de 19 años que fue criado por una pareja de lesbianas. Sus palabras dejan a los religiosos homófobos sin sustento y convierten sus alegatos de que es incoveniente para los niños en verborrea, a la par que el creacionismo o la doctrina de la trinidad.

Les dejo el video que subtitulo Marcelo Huertas de Sindioses.org

 

Extraído de Blog Sin Dioses de 10/02/2011

Artículo original en: http://blog-sin-dioses.blogspot.com/2011/02/la-adopcion-homoparental-la-luz-de-las.html

Dios no es inocente

Tras apoyar una polémica campaña en 2008, la frase “probablemente Dios no existe” sirve de base a Joan Carles Marset y Gabriel García Voltà para reivindicar la vigencia del ateísmo

Después de la Segunda Guerra Mundial dio la impresión de que la religión iba a quedar reducida a una reliquia del pasado y a una práctica privada y familiar sin apenas impacto social. Especialmente en Europa parecía que la utopía de la vida plena y feliz podría alcanzarse en este mundo, en Occidente, con el disfrute de la sociedad de consumo, y en Europa oriental, gracias a la edificación del socialismo. La llegada de la crisis económica a mediados de los años setenta puso de manifiesto las contradicciones de ambos modelos y dio alas a los que aún combatían contra una moral laica y un mundo sin Dios. Empezaba una contrarrevolución fundamentalista que iba a inundar buena parte del planeta. Los fundamentalistas de cualquier religión defienden que sus textos sagrados son la expresión literal de una Verdad Absoluta inspirada directamente por Dios y se comprometen en una lucha por conseguir que tanto la vida social como la política respondan a esas verdades inmutables y eternas. Los males sociales tienen como causa el pecado y el alejamiento de Dios -una idea bien medieval-. Las soluciones hay que buscarlas en Dios porque sólo en Él hay respuestas seguras. Es ésta una visión del mundo un poco “colectivista”: no importan ni el origen étnico, ni el familiar, ni el social. Las convicciones religiosas y el modo de vida sirven de argamasa social y diluyen las diferencias. No obstante, pronto se descubre en sus programas una fuerte nostalgia del pasado y lo que podríamos calificar de un “igualitarismo de derechas”. En muchos lugares los fundamentalistas están firmemente en contra del aborto y la homosexualidad, exigen el mantenimiento de la familia tradicional y de un sistema educativo que expulse de las aulas el darwinismo y cualquier interpretación del mundo ajena o contraria a los textos sagrados.

¿Por qué se mantienen aún hoy las religiones en la conciencia de los seres humanos cuando parece que son abiertamente contradictorias con todas las certezas del mundo actual? La respuesta es tan compleja como compleja es la realidad social en la que vivimos. En el mundo actual hay más de mil millones de personas en una situación de pobreza desesperante, el analfabetismo sigue siendo una plaga en muchos lugares y en amplias zonas del planeta los gobiernos y las clases dirigentes siguen confiando en la religión como mecanismo de control social, por lo que favorecen y financian su difusión. La familia constituye también un semillero fundamental de nuevos creyentes. Su impacto sobre niños y jóvenes es muy grande, sobre todo si la religión familiar es también la socialmente dominante. Esta doble presión es casi irresistible, una auténtica jaula de hierro de la que es difícil escapar. El mejor ejemplo de lo dicho es el mundo islámico actual, en el que se juntan todos los factores del problema: un escaso impacto del liberalismo político y de la modernización socioeconómica, frecuentes crisis políticas motivadas en parte por un conflicto crónico con Occidente y una religión que impregna desde hace muchos siglos toda la vida social. Es en el mundo islámico -y en Estados Unidos- donde el integrismo ha encontrado más adeptos. El texto coránico está más allá del tiempo, de las especificidades culturales, de los cambios sociales y de los contextos políticos. Su interpretación y su aplicación no pueden ser objeto de ninguna aclimatación ni adaptación. Las disposiciones coránicas son válidas en todo tiempo y en todo lugar, son universales e intemporales. No se puede tener razón contra Dios. Durante siglos el cristianismo europeo bebió de las mismas convicciones y aplicó idénticas fórmulas. La jerarquía católica tampoco defiende en la actualidad ideas muy distintas: las leyes del Estado tienen que ajustarse al orden natural querido por Dios, que prevalece sobre la inconstante y frágil voluntad humana. Es decir, los obispos se reservan la última palabra sobre la legitimidad del ordenamiento jurídico democrático que no puede ir contra Dios, o sea, contra los intereses de la jerarquía católica.

¿Es o ha sido necesaria y útil la religión? También ésta es una pregunta de difícil respuesta. Todos tenemos una opinión personal a esta pregunta y con frecuencia nuestras apreciaciones no son coincidentes. Planea sobre esta cuestión casi siempre la formación intelectual del que opina. Una mente tan lúcida como la de Richard Dawkins da una respuesta claramente biológica y determinista a la cuestión en su libro El espejismo de Dios. Para él, la religión ha sido una gran derrochadora de recursos materiales y humanos a lo largo de la historia. Aparentemente, millones de personas han muerto por su culpa y es difícil justificar el despilfarro que significan las pirámides de Egipto o las catedrales góticas -si Dawkins se plantease también para qué han servido palacios como el de Versalles, quizá se pondría en la pista de la buena respuesta-.

(…) Las religiones han sido -y son- ideologías, es decir, creencias y conceptos que explican el conjunto del mundo a quienes las sustentan. Como ya demostró Marx, las ideologías no son ni inocentes ni neutrales. Las ideologías son frecuentemente mecanismos de dominación de las clases dirigentes. Éstas presentan sus intereses al conjunto de la sociedad como los intereses de todos para reforzar su hegemonía. La ideología ayuda a la clase dominante a verse a sí misma como detentadora del poder y de la riqueza por méritos propios y desarrolla en la conciencia de las clases subalternas la convicción de que viven en un mundo quizá injusto, pero inmutable, en el que es mejor obedecer que resistir. En este sentido, las catedrales y los palacios como Versalles tenían un fuerte valor simbólico, porque expresaban con gran majestad y belleza el poder y la superioridad de la clase dirigente ante las clases dominadas, al mismo tiempo que halagaban la vanidad de las primeras y hacían su vida mucho más confortable. El poder de los símbolos puede ser más efectivo que el de las bayonetas. Ésta ha sido una función clave -aunque desde luego no la única- de la religión en largos periodos de la historia de la humanidad: ser un eficaz instrumento de dominación. Por otro lado, ya sabemos que los muertos atribuidos a la locura religiosa tenían frecuentemente otros asesinos, aunque la religión pudiese servir como coartada ideológica y justificación moral de cualquier atrocidad. Para explicar según qué cosas es más útil la historia que la biología.

¿Y cuál es la utilidad de la religión hoy? En los países económicamente desarrollados y cultos, la física y la biología la han sustituido desde hace tiempo como interpretación del mundo. Las religiones han reconocido su derrota -aunque hay excepciones como Estados Unidos, donde los creacionistas siguen librando una guerra imposible en favor del Génesis- y se han refugiado en su papel de consoladoras del dolor humano y orientadoras morales. En esta última función tienen depositadas sus últimas esperanzas de supervivencia y en este campo siguen considerándose depositarias de una verdad última, intangible, que está por encima de las verdades transitorias, efímeras, ilusorias de la sociedad humana.

Probablemente Dios no existe, de Joan Carles Marset y Gabriel García Voltà. Ediciones Bronce. Fecha de publicación: 24 de noviembre. Precio: 17 euros.

Extraído de El País de 22/11/2009

Artículo original en:

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Dios/inocente/elpepusocdmg/20091122elpdmgrep_10/Tes

4 de cada 10 estadounidenses son creacionistas y otros 4 creen que Dios ha intervenido en la evolución

Cuatro de cada diez estadounidenses están convencidos de que Dios creó al ser humano tal como es hace menos de 10.000 años y otros cuatro piensan que Dios guió el proceso evolutivo, mientras que sólo el 16% de la población piensa que somos fruto de un proceso natural en el que no ha habido lugar a intervención divina, según los resultados de una encuesta hecha por Gallup a principios de este mes en la que participaron 1.019 adultos y cuyo margen de confianza es del 95%, y de la que me he enterado gracias al periodista Javier Cavanilles.

Los evolucionistas seculares -los únicos que merecen ser denominados evolucionistas- son en Estados Unidos una minoría que ha pasado del 9% de la población en 1982 al 15% en 2010. Los partidarios del creacionismo más radical eran en 1982 el 44% de la población y ahora son el 40%, y los teístas se han mantenido estables alrededor en torno al 38%. La encuesta revela, además, que, cuanto mayor es el nivel educativo, mayor es el convencimiento de que somos fruto de la evolución. Aún así, casi la mitad de los licenciados (49%) cree que Dios guió la evolución y un 22% abraza el creacionismo en su sentido más estricto. Entre los que no han pisado la Universidad, son mayoría los creacionistas (47%) y los teístas (34%).

El 60% de los estadounidenses que van a la iglesia semanalmente son literalistas bíblicos, porcentaje que se reduce al 24% entre quienes nunca o casi nunca asisten a oficios religiosos. Sólo un 2% de quienes acuden semanalmente a un templo son evolucionistas auténticos, porcentaje que asciende al 9% entre quienes acuden a la iglesia menos habitualmente y se dispara hasta el 31% entre quienes prácticamente no la pisan. Desde el punto de vista político, los republicanos son creacionistas (52%) -sólo un 8% quita del medio a Dios en el origen del ser humano- y los demócratas, teístas (40%). Entre los votantes de demócratas e independientes, hay un 20% de evolucionistas puros.

Supongo que la resistencia a aceptar la evolución como explicación de nuestros orígenes se debe a que, como dice el biólogo Francisco J. Ayala, “la evolución hace a Dios innecesario para explicar el mundo”, y hay gente que necesita muletas intelectuales para vivir. Recuerden, además, que EE UU es el segundo país más antievolucionista de Occidente, sólo precedido por Turquía.

Extraído de Magonia de 21/12/2010 gracias a Florencio.

Artículo orginal en: http://blogs.elcorreo.com/magonia/2010/12/21/4-cada-10-estadounidenses-son-creacionistas-y-otros-4-creen

Padres evangélicos irán a la cárcel por dejar morir a su hijo mientras solo oraban

En el estado de Pensilvania un jurado encontró culpables a una pareja de cristianos de homicidio involutario de su hijo de dos años. ¿La razón? Oraron por la salud de su hijo, gravemente enfermo de neumonía, en lugar de llevarlo al médico.

Hebert y Catherine Schaible confiaron en las promesas bíblicas del poder de la oración, tales como Santiago 5: 13-16

13 ¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore. ¿Está alguno de buen ánimo? Que cante alabanzas.14 ¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los *ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor.15 La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonará.16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

Pero para Kent Schaible la oración no fue eficaz. Según cuenta la NBC Los Schaible pertenecen a la “Primera Iglesia del Evangelio en el Siglo” , donde el pastor Nelson Ambrose Clark dice que nunca ha tomado medicamentos o visitado un médico, de acuerdo con la historia del Daily News. “Nuestra enseñanza es confiar en Dios Todopoderoso por todo en la vida”, explica Clark. También cita una publicación llamada Muerte por Medicina, que postula que “es evidente que el sistema médico americano es en sí la principal causa de muerte y lesiones en los EE.UU.”.

Lo peor es que se calcula que cerca de 12 niños mueren cada año en los Estados Unidos porque sus padres se dedican a orar en lugar de llevarlos al médico. En muchos de estos casos los padres creen que llevar a sus hijos enfermos al médico es desconfiar del Señor, o simplemente tienen fe que ocurrirá un milagro. En el 2009 reportamos el caso de una niña en el estado de Wisconsin que murió de una diabetes no diagnosticada mientras sus padres oraban.

Noticia de El Nuevo Día

Una pareja cristiana fundamentalista que confió en las oraciones, no en la medicina, para curar a su agonizante hijo de dos años fue declarada culpable hoy de homicidio involuntario y negligencia.

Herbert y Catherine Schaible, de Filadelfia, enfrentan más de una década en prisión por la muerte por neumonía de su hijo Kent en enero del 2009.

“Fuimos cuidadosos de asegurar que no pusiéramos en juicio su religión, sino de responsabilizarlos por su conducta”, dijo a The Associated Press el presidente del jurado Vince Bertolini, de 49 años. “Cuando menos, fueron responsables de negligencia grave, y (por consiguiente) de homicidio involuntario”, señaló.

Los Schaible, quienes tienen otros seis hijos, se negaron a hacer comentarios mientras salían del palacio de justicia para esperar ser sentenciados el 2 de febrero.

Expertos indican que cerca de una docena de niños estadounidenses mueren cada año por casos similares de curación a través de la fe. Una pareja de Oregón fue sentenciada este año a 16 meses de prisión por homicidio por negligencia en la muerte de su hijo adolescente, quien padecía una obstrucción urinaria no diagnosticada.

La fiscal asistente de distrito Joanne Pescatore pedirá al juez que envíe a los otros hijos de la pareja bajo el cuidado de un médico. Aún no estaba segura si pedirá que los padres sean encarcelados.

Kent Schaible sufría síntomas que incluían tos, congestión, irritabilidad y pérdida de apetito, aunque sus padres dijeron que comió y bebió hasta su último día de vida, por lo que pensaron que se estaba recuperando.

El único testigo de la defensa, el prestigioso médico forense Cyril Wecht, testificó que una bacteria letal pudo haberlo matado en apenas unas horas.

Herbert Schaible, de 42 años, es maestro en una escuela afiliada a su iglesia, First Century Gospel Church. Su esposa, de 41 años, fue maestra en la misma escuela, pero ahora se queda en casa a cuidar a sus otros hijos, que van desde un bebé a adolescentes.

Extraído de Blog Sin Dioses de 11/12/2010

Artículo original en: http://blog-sin-dioses.blogspot.com/2010/12/padres-evangelicos-iran-la-carcel-por.html

No hay que temer el calentamiento global porque Dios prometió a Noé que no iba a haber más inundaciones

Para John Shimkus, candidato republicano a la presidencia del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, preocuparse por el cambio climático es una pérdida de tiempo. Dice que no hay nada que temer y que la prueba está en la Biblia. Por eso, para despejar dudas sobre lo estúpido -en su opinión- de tomar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, este político ultraconservador leyó, el 25 de marzo del año pasado en un debate parlamentario, los versículos 21 y 22 del capítulo 8 del Génesis, en los cuales Yahvé promete a Noé, después del Diluvio, que no volvería a inundar la Tierra. Las palabras de la divinidad que Shimkus leyó son las siguientes:

“Nunca más volveré a maldecir el suelo por causa del hombre, porque las trazas del corazón humano son malas desde su niñez, ni volveré a herir a todo ser viviente como lo he hecho. Mientras dure la tierra, sementera y siega, frío y calor, verano e invierno, día y noche no cesarán”. (Génesis 8: 21-22.)

Por si no fuera suficiente, también echó mano del versículo 31 del capítulo 24 del Evangelio de Mateo para dejar claro que Dios será el que decida cuándo se vaya todo al garete:

Él enviará a sus ángeles con sonora trompeta, y reunirán de sus cuatro vientos a sus elegidos, desde un extremo de los cielos hasta el otro. (Mateo 24: 31.)

Y Shimkus sentenció: “Creo que ésta es la infalible palabra de Dios, y es lo que va pasar con su creación. El final del mundo llegará sólo cuando Dios decida que el tiempo se ha acabado. El hombre no destruirá la Tierra. La Tierra no será destruida por una inundación”. Que tipos como éste puedan influir en la política energética del país más poderoso de la Tierra parece propio de un episodio de Los Simpson o de una mala película de catástrofes de Roland Emmerich. Y nosotros quejándonos aquí del primo de Rajoy… Por si no me creen, aquí les dejo el vídeo de tan gloriosa intervención, recuperada del olvido por Juan Cole, profesor de Historia de la Universidad de Michigan.

Extraído de Magonia de 10/11/2010

Artículo original en: http://blogs.elcorreo.com/magonia/2010/11/10/no-hay-temer-calentamiento-global-porque-dios-prometio-a

Gracias a Florencio por la fuente.