Archivo | diciembre 2010

“La Iglesia ha sido nuestro segundo maltrato”

Mujeres casadas por el rito católico recuerdan cómo soportaron las agresiones de sus maridos antes de poder divorciarse

Ana María Pérez del Campo tardó nueve años en separarse de su marido, que la maltrató psicológica y físicamente desde que se casaron, en 1956. “Los tribunales eclesiásticos prolongaban el proceso judicial porque creían que así, cansadas de esperar, las mujeres volveríamos al redil”, explica esta mujer de 74 años que hizo de su experiencia una causa colectiva. Fundó la Federación de Mujeres Divorciadas y Separadas en 1974 y, desde entonces, presta ayuda a mujeres maltratadas sin recursos.

“La Iglesia era el segundo maltrato que padecíamos las mujeres”, sentencia Ana María para desmontar la teoría de la Conferencia Episcopal, que el lunes pasado, en boca del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, vinculó la violencia de género con los nuevos modelos de familia. “En mi época, cuando todas nos teníamos que casar por la Iglesia, había un maltrato feroz, pero las mujeres no levantaban la cabeza del suelo y por eso no se sabía nada. De hecho, es en este tipo de familias tradicionales donde más se da el maltrato”, añade.

Ana María dijo basta a los 25 años, con dos hijos y embarazada del tercero. Volvió a casa de su madre, pero esta no quiso ayudarla a separarse. “El tenedor no se debe coger nunca por las púas”, le advirtió. Ana María trabajó de fisioterapeuta en un hospital sin el permiso marital que necesitaban entonces las mujeres y, poco a poco, salió adelante.

Indignada por las declaraciones de Reig Pla (“carecen del más mínimo sentido, los obispos demuestran no tener humanidad”), Ana María reprocha a la Iglesia su defensa por “una docrina que no es religiosa, sino política y fundamentalista, que cada vez recuerda más a la Inquisición”.

En el centro de la federación que dirige Ana María vive desde hace meses otra mujer que fue maltratada durante su matrimonio. María Luisa López, que sufrió las agresiones de su marido sin decir nada a nadie durante 44 años, tuvo que “salir corriendo” de su casa hace dos años. Ahora, recién cumplidos los 72, cuenta sin tapujos que “la educación, la dictadura y el clero” robaron a las mujeres de su generación “la capacidad de ver y pensar”.

“El marido tenía que estar bien servido y atendido, no se le podía negar nada y nosotras debíamos aguantarlo todo”, recuerda María Luisa las consignas de su juventud. La dependencia económica que la ataba a su marido le impidió, una vez, dar el paso y separarse. Lo volvió a intentar hace diez años, pero su marido la amenazó con “40 puñaladas” y se echó atrás. A la tercera fue la vencida y, a los 70 años, se divorció. Denunció a su marido por malos tratos, pero el juez lo absolvió.

María Luisa ha sido creyente, practicante, se casó por la Iglesia y sus hijas hicieron la comunión. “Ahora sólo pido a los curas que dejen de mentir, que sean útiles para la sociedad porque ya hicieron bastante daño creando una generación de muertos, analfabetos y ciegos”, sentencia.

Reig Pla se defiende

Un día después de las polémicas declaraciones de la Conferencia Episcopal y lejos de cesar en su empeño por demostrar que “los matrimonios católicos son menos dados a la violencia de género que las parejas de hecho”, el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig, recurrió ayer a los datos.

El obispo envió un comunicado en el que, tomando datos del Instituto de Política Familiar, trata de demostrar que “el matrimonio es el lugar donde menos número de homicidios se producen”. “Por cada homicidio que se da en un matrimonio, se producen más de 12 homicidios en las relaciones sentimentales”, arguye el obispo, quien toma cifras de todos los asesinatos, fueran o no de violencia de género, acaecidos en 2008. Según el estudio, ese año seis de cada diez homicidios se produjeron en parejas con relaciones sentimentales. En concreto, 48 casos frente a los 33 homicidios en las parejas con vínculo conyugal (matrimonio del tipo que sea).

“En 2008, se cometieron 33 homicidios sobre 10.265.400 matrimonios. Sin embargo, se produjeron 48 muertes sobre 1.223.700 relaciones sentimentales”, argumenta la diócesis de Alcalá.

Críticas del Gobierno

Las críticas a la Iglesia continuaron ayer con las declaraciones del ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, quien cree “importante” que el clero “no equivoque el diagnóstico” sobre las causas de la violencia de género, informa Efe. El ministro afirmó que la Iglesia “puede hacer mucho por la igualdad entre varones y mujeres” y rechazó que la violencia de género esté vinculada a los modelos de familia, como asegura el obispo, sino “a la dominación del hombre sobre la mujer”.

Izquierda Unida también rebatió ayer la tesis del prelado de Alcalá de Henares. Es precisamente la “responsabilidad clarísima” de la “cultura y educación religiosas” lo que más castiga a las mujeres, defendió el coordinador federal de IU, Cayo Lara, quien se remitió a las palabras que los curas pronuncian cada vez que ofician un matrimonio: “Hasta que la muerte os separe”. “Sobran los comentarios”, dijo Lara, expresivo.

En opinión del líder de IU, la violencia de género está “íntimamente ligada” al “machismo y a la represión de la Iglesia”. Cuando las mujeres han ido adquiriendo más independencia que nunca, explicó, los hombres se han “cebado” con ellas, porque no aceptan que “no sean su propiedad privada”, informa Juanma Romero.

Extraído de Público de 29/12/2010

Noticia original en: http://www.publico.es/espana/353735/la-iglesia-ha-sido-nuestro-segundo-maltrato

Uno de cada cinco españoles es ateo o no creyente

Apenas el 28,1% se declara “católico practicante”. Los mayores de 60 años, con un 90,4% de creyentes, sustentan la Iglesia

La España atea y no creyente sigue ganando devotos a la católica. El número de ciudadanos que declara su desapego a la religión ha vuelto a aumentar en 2010, hasta alcanzar el 20,3% de la población. Hace tres años, representaba el 16,5%. Estos datos forman parte del Publiscopio anual sobre creencias, un estudio que se realiza desde 2007 con idénticas preguntas a un colectivo representativo de la población. Desde su primera edición, el descenso de la devoción religiosa en España ha sido constante.

A diferencia de los ateos y los no creyentes, la tasa de ciudadanos católicos sigue menguando. En los dos últimos años, la caída ha sido de tres puntos y medio, al pasar del 80,5% al 77%.

Por comunidades

El perfil religioso de los españoles también está relacionado con la comunidad autónoma en la que viven. El total de ateos y no creyentes en Catalunya y la Comunidad de Madrid es del 26,5% y 25,5%, respectivamente. En Andalucía baja hasta el 16,6%. Según los entrevistados, la confesionalidad católica en esta región es del 81,4%, frente al 69,8% de Catalunya y el 71,8% de Madrid.

Por edades, sólo hay un colectivo en el que más del 80% de las personas continúa reconociéndose católico, el correspondiente a la franja de edad de mayores de 60 años, donde el porcentaje asciende al 90,4%. En el otro extremo se encuentran los jóvenes. El índice, entre los mayores de edad que nacieron después de 1981 (tienen entre 18 y 29 años), se reduce hasta el 63,5%.

Resulta especialmente llamativo el desglose por edades, cuando se pregunta a los católicos la cuestión clave: ¿es usted practicante o no practicante? Sólo el 15,1% de los menores de 30 años que viven en el país se definen como “católicos practicantes”. De este modo, el total de ateos y de no creyentes de este tramo de edad (el 26,2%) supera ya al de los católicos practicantes.

Entre los mayores de 60 años, el porcentaje de los que forman parte del colectivo más religioso y devoto aumenta hasta el 51,6%. En este caso, los ateos y no creyentes apenas representan el 8% de las personas mayores.

El peso de la tradición

El matiz entre practicantes y no practicantes es importante, ya que entre los segundos, el 44% no cree en Dios [ver página 3] y abraza este término por tradición familiar o social. El primer colectivo representa al 28,1% de la población y el de los no practicantes, al 48,9%. Tanto el conjunto de católicos practicantes como el de no practicantes han mantenido una trayectoria descendente en los últimos años.

Por sexos, las diferencias son grandes. Las mujeres se siguen declarando mucho más católicas que los hombres. Entre el total de la población, las católicas practicantes representan el 34,6% del colectivo femenino, frente al 21,4% del masculino. Los ateos y los no creyentes tienen un perfil mucho más masculino. Los hombres casi doblan en número a las mujeres: 26,2% frente al 14,6%.

Por último, el estudio indica que un 2% de la población residente en España se declara creyente de otra religión. Este índice apenas ha variado desde la primera edición del Publiscopio de creencias.

Privilegios de otros tiempos

A pesar de la actual desvinculación de la sociedad española de la tradición y creencias católicas, la Iglesia mantiene vivos privilegios ganados en tiempos de Franco e influencia política.

En la parte económica, siguen vigentes los beneficios fiscales y las ayudas directas que le otorgó el Gobierno en los acuerdos Iglesia-Estado del año 1979. A lo largo de 2009, la Iglesia católica recibió 15.000 millones de euros del Estado, en virtud de distintos conceptos (educación, IRPF, patrimonio o acción caritativa y social). En 2010, el Ejecutivo ha otorgado nuevas concesiones a la orden, mediante la reducción de impuestos, además de aplazar la reforma de la Ley de Libertad Religiosa. El proyecto era un compromiso electoral del PSOE para esta legislatura.

Extraído de Público de 24/12/2010

Noticia original en: http://www.publico.es/espana/353237/uno-de-cada-cinco-espanoles-es-ateo-o-no-creyente

4 de cada 10 estadounidenses son creacionistas y otros 4 creen que Dios ha intervenido en la evolución

Cuatro de cada diez estadounidenses están convencidos de que Dios creó al ser humano tal como es hace menos de 10.000 años y otros cuatro piensan que Dios guió el proceso evolutivo, mientras que sólo el 16% de la población piensa que somos fruto de un proceso natural en el que no ha habido lugar a intervención divina, según los resultados de una encuesta hecha por Gallup a principios de este mes en la que participaron 1.019 adultos y cuyo margen de confianza es del 95%, y de la que me he enterado gracias al periodista Javier Cavanilles.

Los evolucionistas seculares -los únicos que merecen ser denominados evolucionistas- son en Estados Unidos una minoría que ha pasado del 9% de la población en 1982 al 15% en 2010. Los partidarios del creacionismo más radical eran en 1982 el 44% de la población y ahora son el 40%, y los teístas se han mantenido estables alrededor en torno al 38%. La encuesta revela, además, que, cuanto mayor es el nivel educativo, mayor es el convencimiento de que somos fruto de la evolución. Aún así, casi la mitad de los licenciados (49%) cree que Dios guió la evolución y un 22% abraza el creacionismo en su sentido más estricto. Entre los que no han pisado la Universidad, son mayoría los creacionistas (47%) y los teístas (34%).

El 60% de los estadounidenses que van a la iglesia semanalmente son literalistas bíblicos, porcentaje que se reduce al 24% entre quienes nunca o casi nunca asisten a oficios religiosos. Sólo un 2% de quienes acuden semanalmente a un templo son evolucionistas auténticos, porcentaje que asciende al 9% entre quienes acuden a la iglesia menos habitualmente y se dispara hasta el 31% entre quienes prácticamente no la pisan. Desde el punto de vista político, los republicanos son creacionistas (52%) -sólo un 8% quita del medio a Dios en el origen del ser humano- y los demócratas, teístas (40%). Entre los votantes de demócratas e independientes, hay un 20% de evolucionistas puros.

Supongo que la resistencia a aceptar la evolución como explicación de nuestros orígenes se debe a que, como dice el biólogo Francisco J. Ayala, “la evolución hace a Dios innecesario para explicar el mundo”, y hay gente que necesita muletas intelectuales para vivir. Recuerden, además, que EE UU es el segundo país más antievolucionista de Occidente, sólo precedido por Turquía.

Extraído de Magonia de 21/12/2010 gracias a Florencio.

Artículo orginal en: http://blogs.elcorreo.com/magonia/2010/12/21/4-cada-10-estadounidenses-son-creacionistas-y-otros-4-creen

La DGA culmina la retirada de símbolos religiosos

Sanidad, Servicios Sociales y Educación ya no tiene ninguno.

La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, aseguró ayer que el Ejecutivo está culminando, en la medida de sus posibilidades, la retirada de los símbolos religiosos de los espacios y locales de su titularidad, en cumplimiento de la proposición no de ley aprobada hace unos seis meses en las Cortes de Aragón.

En ella, presentada por Chunta Aragonesista, se instaba al Ejecutivo a adaptar progresivamente los espacios y locales de su propiedad a los principios de la aconfesionalidad, y también a trasladar a las instituciones públicas la opinión del Parlamento aragonés, favorable a avanzar en la adaptación de los locales y espacios de otras instituciones a estos principios de aconfesionalidad.

Almunia aseguró ayer, en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el portavoz de CHA, Chesús Bernal, que los edificios de Educación, Sanidad y Servicios Sociales ya están “totalmente exentos” de estos símbolos, y que su retirada de aquellos lugares en los que persistían se ha realizado “con absoluta normalidad”. En los juzgados y en la Audiencia tampoco hay elementos religiosos. A pesar de ello, la consejera de Presidencia admitió que “no es sencillo” cumplir el mandato en su totalidad en siete meses.

EN EL AYUNTAMIENTO SÍ Poco a poco se va ganando terreno a la laicidad de los espacios públicos. No sucede así en el Ayuntamiento de Zaragoza, donde a iniciativa personal del alcalde, Juan Alberto Belloch, se mantiene el crucifijo en el salón de plenos a pesar de que se han debatido en diversas ocasiones iniciativas para eliminarlo. CHA e IU siempre han llevado estas iniciativas al pleno municipal, sin embargo nunca ha sido posible suprimir los elementos religiosos y la implicación del consistorio en actos religiosos. Incluso un juez dio la razón al alcalde para impedir la retirada del crucifijo que preside los plenos.

Extraído de El Peiródico de Aragón de 18/12/2010

Noticia original en: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=633318

La iglesia gasta medio millón en la gran misa de enero

El consistorio madrileño aportará la seguridad, las vallas, la limpieza del acto y gestionará los servicios sanitarios

La familia está amenazada. Por la crisis, por los malos resultados educativos, por el alcoholismo y las drogas, y por el decaimiento demográfico. Los obispos españoles calificaron ayer la situación como un “suicidio colectivo” de la sociedad española.

Por esta y otras razones, aunque “sin ningún tipo de enfrentamiento político”, la jerarquía católica ha convocado para el próximo 2 de enero una nueva concentración de las familias católicas en la plaza de Colón (Madrid).

La convocatoria, que el año pasado congregó a menos de 100.000 personas, costará medio millón de euros, sufragados por las colectas de los fieles. Los obispos señalaron que el Ayuntamiento de Madrid, como otros años, colaborará “de manera espléndida, aunque en especie”.

El consistorio madrileño, del PP, aportará la seguridad, las vallas, la limpieza del acto y gestionará los servicios sanitarios, entre ellos cuatro hospitales de campaña. Un coste sin cuantificar.

Extraído de Público de 14/12/2010

Noticia original en: http://www.publico.es/espana/351598/la-iglesia-gasta-medio-millon-en-la-gran-misa-de-enero

Padres evangélicos irán a la cárcel por dejar morir a su hijo mientras solo oraban

En el estado de Pensilvania un jurado encontró culpables a una pareja de cristianos de homicidio involutario de su hijo de dos años. ¿La razón? Oraron por la salud de su hijo, gravemente enfermo de neumonía, en lugar de llevarlo al médico.

Hebert y Catherine Schaible confiaron en las promesas bíblicas del poder de la oración, tales como Santiago 5: 13-16

13 ¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore. ¿Está alguno de buen ánimo? Que cante alabanzas.14 ¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los *ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor.15 La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonará.16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

Pero para Kent Schaible la oración no fue eficaz. Según cuenta la NBC Los Schaible pertenecen a la “Primera Iglesia del Evangelio en el Siglo” , donde el pastor Nelson Ambrose Clark dice que nunca ha tomado medicamentos o visitado un médico, de acuerdo con la historia del Daily News. “Nuestra enseñanza es confiar en Dios Todopoderoso por todo en la vida”, explica Clark. También cita una publicación llamada Muerte por Medicina, que postula que “es evidente que el sistema médico americano es en sí la principal causa de muerte y lesiones en los EE.UU.”.

Lo peor es que se calcula que cerca de 12 niños mueren cada año en los Estados Unidos porque sus padres se dedican a orar en lugar de llevarlos al médico. En muchos de estos casos los padres creen que llevar a sus hijos enfermos al médico es desconfiar del Señor, o simplemente tienen fe que ocurrirá un milagro. En el 2009 reportamos el caso de una niña en el estado de Wisconsin que murió de una diabetes no diagnosticada mientras sus padres oraban.

Noticia de El Nuevo Día

Una pareja cristiana fundamentalista que confió en las oraciones, no en la medicina, para curar a su agonizante hijo de dos años fue declarada culpable hoy de homicidio involuntario y negligencia.

Herbert y Catherine Schaible, de Filadelfia, enfrentan más de una década en prisión por la muerte por neumonía de su hijo Kent en enero del 2009.

“Fuimos cuidadosos de asegurar que no pusiéramos en juicio su religión, sino de responsabilizarlos por su conducta”, dijo a The Associated Press el presidente del jurado Vince Bertolini, de 49 años. “Cuando menos, fueron responsables de negligencia grave, y (por consiguiente) de homicidio involuntario”, señaló.

Los Schaible, quienes tienen otros seis hijos, se negaron a hacer comentarios mientras salían del palacio de justicia para esperar ser sentenciados el 2 de febrero.

Expertos indican que cerca de una docena de niños estadounidenses mueren cada año por casos similares de curación a través de la fe. Una pareja de Oregón fue sentenciada este año a 16 meses de prisión por homicidio por negligencia en la muerte de su hijo adolescente, quien padecía una obstrucción urinaria no diagnosticada.

La fiscal asistente de distrito Joanne Pescatore pedirá al juez que envíe a los otros hijos de la pareja bajo el cuidado de un médico. Aún no estaba segura si pedirá que los padres sean encarcelados.

Kent Schaible sufría síntomas que incluían tos, congestión, irritabilidad y pérdida de apetito, aunque sus padres dijeron que comió y bebió hasta su último día de vida, por lo que pensaron que se estaba recuperando.

El único testigo de la defensa, el prestigioso médico forense Cyril Wecht, testificó que una bacteria letal pudo haberlo matado en apenas unas horas.

Herbert Schaible, de 42 años, es maestro en una escuela afiliada a su iglesia, First Century Gospel Church. Su esposa, de 41 años, fue maestra en la misma escuela, pero ahora se queda en casa a cuidar a sus otros hijos, que van desde un bebé a adolescentes.

Extraído de Blog Sin Dioses de 11/12/2010

Artículo original en: http://blog-sin-dioses.blogspot.com/2010/12/padres-evangelicos-iran-la-carcel-por.html