Archivo de etiquetas| aborto

Expulsado de una iglesia tras afear a un cura sus injurias

Un profesor interrumpió al cura cuando dijo que el Gobierno “asesina” niños en el vientre de sus madres

Primitivo González es católico practicante, además de ingeniero naval y catedrático de la Universidade de A Coruña. Pero este domingo vivió un percance que le ha hecho sentirse “ofendido” como ciudadano y le ha llevado a denunciar a uno de los párrocos de la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo. El catedrático, de visita en Madrid para celebrar las fiestas de San Isidro con su hijo, fue expulsado de la iglesia del pueblo por haberse atrevido a interrumpir al padre Enrique Olmo en el momento de la homilía, según informó ayer el blog Religión Digital (www.religiondigital.com) y confirmó a este diario el propio González. “Estamos en misa, no en un mítin”, apostilló González después de que el párroco acusara al Gobierno de “ser más nazi que los nazis de Alemania” por “asesinar a los niños en los vientres de su madre”.

Según la versión del catedrático, Olmo también increpó a la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, por la nueva Ley de Muerte Digna. “Es una asesina de ancianos y de personas que estorban”, espetó el cura.

Cuando González se decidió a interrumpirle, cuatro hombres le empujaron en un acto “espontáneo” para forzarle a salir de la iglesia. Inmediatamente, se dirigió a El Escorial a interponer una denuncia contra el cura por injurias al Gobierno. “Me he sentido ofendido como ciudadano”, explicó el profesor, que cree que el párroco “se excedió”. “El Gobierno no obliga a nadie a abortar ni a hacer otras cosas”, aseveró.

González cree que un cura no tiene derecho a utilizar el púlpito para injuriar a un Gobierno elegido democráticamente. “Voy a misa a escuchar la palabra de Dios, y no a un mitin político”, aseveró.

No obstante, como indicaba ayer a este diario, el catedrático considera su decisión de denunciar al párroco como “un acto puntual y particular”. “No quiero que nadie se solidarice conmigo; tampoco pretendo seguir con esto ni hacer un partido político a partir de este tema”, concluyó.

Extraído de Público de 17/05/2011

Noticia original en: http://www.publico.es/espana/376688/expulsado-de-una-iglesia-tras-afear-a-un-cura-sus-injurias

Cada vez me río menos con los obispos

“La Unesco tiene programado para los próximos veinte años hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual.” -Demetrio Fernández, obispo de Córdoba-

Como le pasa a tantos anticlericales, mi primer impulso al oír un disparate en boca de un obispo es reírme, tomármelo a coña. Leo el discurso apocalíptico de Rouco del pasado domingo y me parto de risa. Luego leo al obispo de Córdoba hablando de una conspiración mundial para que nos hagamos homosexuales y criticando “la mentalidad anticonceptiva de nuestra época”, y me tiro por el suelo.

Y si quiero echarme unas carcajadas con amigos, les invito a casa y paso en pantalla gigante las ruedas de prensa del portavoz episcopal, que las tengo todas grabadas para cuando tengo el día tonto y no me llega con Aterriza como puedas.

Sin embargo desde hace algún tiempo cada vez que me río con un desbarre clerical tengo una visión: tras las lágrimas me parece ver, como una aparición fantasmal, a Rouco sonriendo mientras repite “Eso, tú ríete, tú ríete”, hasta que la risa se me congela y se vuelve sardónica. Y se me enciende la bombilla: ¿hago bien tomándome a chufa a los obispos, o debería empezar a tomármelos en serio?

Es verdad que la anacrónica jerarquía católica no necesita esforzarse mucho para resultarnos esperpéntica a los no creyentes y a no pocos de sus fieles: la estética rancia, la retórica sermoneadora y tremendista, lo retrógrado de sus opiniones, todo invita a la caricatura, y les sale solo, es su naturaleza. Pero tampoco me extrañaría que Wikileaks filtrase un documento interno de los obispos con instrucciones para exagerar todo eso que muchos convertimos en chiste.

Algo como: “Consigamos que los laicos no nos tomen en serio, que se distraigan haciendo gracietas, y nosotros mientras a lo nuestro, a consolidar el poder que ya tenemos y a ganar nuevas parcelas”. Sí, suena conspiranoide, pero el resultado al final es ése: nos reímos, caricaturizamos sus palabras, y lo convertimos en un asunto humorístico más que un problema político.

Y si uno se para a pensar el poder, privilegios e influencia que la jerarquía católica tiene aún a estas alturas, y la manera en que operan como lobby, integrando a grupos ultras muy bien organizados y muy activos, ya no da tanta risa.

Extraído de Trabajar cansa de 04/01/2011.

Artículo original en: http://blogs.publico.es/trabajarcansa/2011/01/04/cada-vez-me-rio-menos-con-los-obispos/

EL SENTIMIENTO NO RELIGIOSO- Uno como los demás

Sorprendentemente la Audiencia Provincial de Ciudad Real está juzgando a una mujer, acusada de un delito continuado contra los sentimientos religiosos, por interrumpir en varias ocasiones una misa en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Valdepeñas. Según los testigos, la acusada lo hizo tres veces pidiendo dinero a los feligreses y al párroco, a quien llegó a llamar “golfo”. Lo más llamativo del caso es que el ministerio fiscal pide para ella seis meses de cárcel y la prohibición de aproximarse a menos de 200 metros de la citada iglesia durante año y medio, a pesar de que padece un trastorno neurótico y otro histriónico de la personalidad.

Y digo yo: ¿siendo la justicia tan dura cuando se vulnera el sentimiento religioso, cómo no es igual de dura cuando el atacado es el no religioso? ¿Cómo es que no hay juicios por ello a diario? ¿Acaso merecen más respeto los que creen en Dios que los que creen en los hombres? ¿No debería ser el ateismo un culto tan respetable como cualquiera de las religiones, en un estado que se declara aconfesional aunque no lo sea del todo? Por ejemplo: ¿no es delito, no sólo contra la democracia y el estado de derecho, sino también contra el sentimiento no religioso, el boicot a la ley del aborto (que no obliga a abortar a nadie)?  Y digo más: ¿no es hasta ir en contra de su máxima ley divina: el libre albedrío? ¿No será que la ley les molesta no por el aborto -que con Aznar bien que se abortaba- sino porque la ley se llama “de Salud Sexual y Reproductiva” y obliga a dar educación sexual y a enseñar a admitir las diferentes tendencias? Cada comunidad decide desde qué edad y cómo pero es que algunas creen que eso no debería enseñarse a ninguna ni de ninguna manera. Le han puesto un recurso de inconstitucionalidad y ¿no es más inconstitucional no aplicar una ley a sabiendas, hacerse el remolón en su aplicación y seguir discriminando y pretendiendo imponer que las cosas sean sólo como ellos quieran? La ley de Igualdad, el Estatut, Educación para la Ciudadanía y el Matrimonio Homosexual fueron recurridos también en un tribunal en el que, rocambolescamente, siguen teniendo mayoría.

En mi humilde opinión ya está bien de llenarse la boca de España y luego ponerla en duda cada vez que España aprueba algo que no les gusta. Siento comunicarles que las cosas cambian y que, aunque lo fue durante mucho tiempo, ahora España ya no es suya.

Extraído de Público de  10/07/2010. Por Marta Nebot.
Artículo original en: http://blogs.publico.es/personaanimalocosa/193/el-sentimiento-no-religioso-uno-como-los-demas/

Papa ataca los matrimonios homosexuales y los políticos que silencian la fe

Extraído de ABC de 13/05/2010
Noticia original en: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=382168

Juan Lara Fátima (Portugal), 13 may (EFE).- Benedicto XVI arremetió hoy en Fátima contra el aborto y los matrimonios entre homosexuales y denunció que políticos, intelectuales y profesionales de la comunicación “que promueven una cultura única y desdeñan la religión” intentan silenciar la fe en numerosas partes del mundo.

El Pontífice hizo estas duras críticas en los encuentros que mantuvo con asociaciones católicas caritativas portuguesas y con los obispos lusos, tras la misa que celebró en la explanada del santuario de Fátima, a la que asistieron más de medio millón de personas, que le aclamaron en un auténtico baño de multitudes.

El Papa Ratzinger afirmó que los tiempos actuales “exigen” un nuevo vigor misionero de los cristianos, sobre todo en aquellas partes del mundo donde “políticos, intelectuales y profesionales de la comunicación que promueven y profesan una cultura única y desdeñan la dimensión religiosa de la vida” intentan “silenciar” la fe.

Benedicto XVI lamentó que en esos ambientes no faltan creyentes “que se avergüenzan de serlo y que dan una mano al secularismo, que construye barreras al cristianismo”.

Exhortó a los que en esos ambientes defienden “con valentía y vigor” el pensamiento católico y dijo que para evangelizar es necesario conocer los factores sociales y culturales, valorar las carencias espirituales y promover eficazmente los recursos pastorales.

“Y es que, visto que la fe católica ya no es patrimonio común de la sociedad y muchas veces se ve como una mala simiente, difícilmente se podrá entrar en los corazones con simples discursos o llamamientos morales y menos aún con genéricos llamamientos a los valores cristianos”, aseguró.

Ante las asociaciones caritativas católicas portuguesas, el Papa volvió a condenar el aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo, al afirmar que son uno de los más “peligrosos desafíos” que tiene la sociedad.

Defendió la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, así como la familia tradicional basada en el matrimonio indisoluble entre hombre y mujer.

“Las iniciativas que tienen el objetivo de tutelar los valores esenciales y primarios de la vida, desde su concepción, y de la familia, basada en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer, ayudan a responder a algunos de los más insidiosos y peligrosos desafíos que hoy se oponen al bien común”, dijo el Papa.

El Obispo de Roma agregó que esas iniciativas constituyen “elementos esenciales para la construcción de la civilización del amor”.

Benedicto XVI calificó el aborto de “drama” y expresó su “más profundo aprecio” a todas aquellas iniciativas pastorales y sociales que intentan luchar contra los mecanismos socio-económicos y culturales que llevan al aborto y que defienden la vida y la reconciliación y curación de las personas heridas por esa situación.

El Pontífice defendió que el amor incondicional de Jesús hacia los seres humanos obliga a éstos a entregarse gratuita y generosamente a los otros mediante la justicia y la caridad.

Tras resaltar la labor que estas instituciones realizan con los pobres, enfermos, detenidos, vagabundos, personas abandonadas, discapacitados, emigrantes o desempleados, entre otros, el Papa manifestó que la Iglesia no está capacitada para dar soluciones prácticas a cada problema, pero sí está dispuesta a ayudar y ofrecer medios de salvación a todos.

Benedicto XVI criticó la “presión de la cultura dominante” a la hora de realizar esa labor caritativa.

“La cultura dominante presenta con insistencia un estilo de vida basado en la ley del más fuerte y beneficios fáciles y atractivos, que acaban por influir sobre nuestro modo de pensar, nuestros proyectos y las perspectivas de nuestro servicio, con el riesgo de vaciarlo de esa motivación de la fe y la experiencia cristiana”, denunció.

En referencia a las asociaciones católicas de ayuda, el Papa señaló que “es necesario que se vea clara su orientación, que asuman una identidad bien evidente”.

Estos encuentros fueron los últimos actos de su estancia de dos días en Fátima.

Mañana se desplazará a Oporto, en el norte de Portugal, donde oficiará una misa multitudinaria, tras la cual regresará a Roma.

El Vaticano y la Iglesia lusa calificaron hoy de “éxito” la visita del Papa y, según el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, la masiva presencia de personas “demuestra que los escándalos de curas pederastas no han dañado la popularidad de Benedicto XVI ni su imagen”.

Para la Iglesia lusa, los fieles han sabido separar el daño de unos pocos sacerdotes y la Iglesia. EFE JL/acm